Soy bastante desconfiado de las compras de pellet por internet, ya sabes, que si la ceniza, que si la escoria, que a quien le reclamas, en fin todo puede ser un enorme problema. Pues esta vez no, menos mal que he acertado, la pena es que sea al final de la temporada y no al principio cunado compré mi primer palet del invierno, me hubiera ahorrado una pasta.